Tendencias
origine tendance du brunch origine tendance du brunch
origine tendance du brunch origine tendance du brunch

Todo sobre el brunch

¿Es usted uno de esas personas que no pueden decir que no a un brunch de domingo? 
Siga leyendo y conozca todo acerca de esta agradable y generosa comida que causa furor. 
¿Qué significa brunch?

“Brunch” es una combinación de las palabras inglesas "breakfast" y "lunch", desayuno y almuerzo, y es una tradición que se disfruta en todo el mundo. En algunas capitales europeas se ha convertido en una comida esencial de cada domingo. 
La gente toma el brunch entre las últimas horas de la mañana y las primeras de la tarde. Se trata de una comida única y de carácter social que se comparte con la familia o los amigos y combina elementos típicos del desayuno y el almuerzo. ¡Hay para todos!


¿Cuándo empezó todo?

Al contrario de lo que se suele pensar, el brunch no es un invento reciente. La práctica comenzó en EE. UU. en el siglo XIX. Se dice que en esa época se inventaron en Nueva York los huevos "Benedict", servidos en panecillos ingleses y cubiertos con jamón. No fue hasta 1895 cuando se exportó la tradición a Gran Bretaña. 
Y es que los ingleses adoran su brunch, que a veces dura hasta bien entrada la tarde. El brunch llegó a Francia en la década de los 1980 y pronto se volvió una práctica popular entre muchos ciudadanos, los cuales se vieron atraídos por la idea de dormir hasta tarde y después devorar una comida original y distinta del desayuno habitual.


El brunch alrededor del mundo

El brunch es todo un éxito en Oriente y en el resto del planeta. En Dubái disfrutan del brunch los viernes, pues es el punto álgido del fin de semana y puede alargarse hasta tarde. 
El equivalente del brunch en China es el "dim sum", una comida cantonesa que se suele servir en salones del té llamados "Cha Lau". La tradición se remonta a la época en la que los exploradores realizaban la Ruta de la seda y paraban cada varias horas para comer, descansar y tomar té. 
Hoy el día, algunos restaurantes chinos siguen ofreciendo dim sum.


Brunch: un poco de esto, un poco de aquello, y 100% delicioso

Los principales componentes de un brunch tradicional son bebidas, pasteles, tostadas y tartaletas, beicon y un plato de patata. A veces se añaden otros platos al menú, como eglefino en los países nórdicos o fiambres en Alemania. 
Lo importante es crear una mezcla de dulce y salado que sepa deliciosa, llene al invitado y sea suficiente para dos comidas.


¿Por qué no probar? 
Muchos restaurantes en las capitales europeas ofrecen esta comida, especialmente los fines de semana. O si no, deje volar su creatividad y disfrute de su propio brunch en la comodidad del hogar.

Nuestros restaurantes asociados

Nuestros artículos relacionados