Destino
Gastronomie italienne Gastronomie italienne

Descubre Italia y su gastronomía

Interpretado en todo el mundo para bien o para mal, el arte culinario italiano oscila actualmente entre el deseo de conservar la tradición y la apertura a nuevas prácticas e influencias.
Una oferta culinaria renovada de gran calidad y creatividad.
A menudo reducida al inevitable triángulo formado por pasta, pizza y helado, la cocina italiana es de una incomparable aunque desconocida variedad.
Un patrimonio gastronómico forjado por un territorio y una historia fuera de lo común

La gastronomía de Italia, país de montañas y llanuras, bañado por el Mediterráneo y el sol, refleja por igual la austeridad de los Abruzos y la opulencia de Emilia-Romaña, el moderno Milán y la industriosa Turín, el elegante Portofino y la popular Palermo.
Cada región, cada ciudad, cuenta al menos con un producto extraordinario, un plato emblemático, una salsa única, que además suelen proteger celosamente y reivindicar con orgullo... La costa amalfitana nos ofrece sus maravillosos limones, la Toscana su tocino de Colonnata, el Piemonte su trufa blanca. El parmesano y la mozzarella se exportan a todo el mundo. No hay ningún lugar de Italia en el que los aficionados al vino no puedan disfrutar de caldos de excelente reputación: por supuesto el Chianti, rey de los vinos italianos, el Valpolicella de Venecia o el Prosecco, base del icónico cóctel Spritz.

Las tradiciones culinarias de Italia integran las influencias de los numerosos pueblos extranjeros que han pasado por ella. Por ejemplo Sicilia, heredera de griegos, normandos y árabes, encarna esta fusión de influencias en su cùscusu, un cuscús de pescado muy apreciado. En el extremo noroeste del país puede disfrutarse la influencia de Austria y su tradicional repostería.


Una gastronomía abierta al mundo


Los productos italianos son conocidos en todo el mundo, pero además a Italia se va en busca del arte de comer. Un arte mediterráneo basado en 5 pilares, que pueden encontrarse en todas partes, pero al que afortunadamente no obliga a someterse ninguna convención, o se corre el riesgo de no conseguir acabar la comida.

Para comenzar, nada mejor que varios antipasti. Indispensables, permiten saborear todo lo mejor que puede ofrecer Italia. Compuestos de verduras a la brasa con aceite de oliva, acompañadas de quesos, charcutería y especialidades como las bruschette (rebanadas de pan tostado con ajo y aceite de oliva), constituyen un aperitivo con A mayúscula, que se sirven en todas partes como entrante.
En una comida italiana convencional, preceden el primo piatto (primer plato), que en el norte suele ser polenta o risotto, plato emblemático que Milán, capital de la moda, la arquitectura y el diseño, no deja de modernizar. Con estos primi, Italia ha sido uno de los primeros países europeos que ha incluido numerosas opciones sin gluten para que todos puedan disfrutar su gastronomía. En el resto de Italia se come por supuesto pasta, en todas sus formas (raviolis, tagliatelle, penne...), con todo tipo de salsas.
Gastronomie italienne
El segundo piatto es de carne o pescado: milanesa de ternera, calamares a la romana o bacalao al pesto en Génova. Por supuesto, no podemos olvidar el queso, que tiene en Italia su segunda patria con más de 450 variedades. Se finaliza la comida con los dolci. Una diversidad de postres excepcional, que varía según la estación del año. Además de los helados y los míticos tiramisú y panacotta, el visitante podrá degustar en Navidad el panettone, un pan dulce con frutas confitadas.

Aunque orgullosa de sus raíces, la cocina italiana evoluciona bajo la influencia de una nueva generación de jóvenes chefs, se fusiona y se moderniza con mil versiones diferentes, en un new italian way. No es casualidad que le mejor restaurante del mundo en 2016 fuese italiano según la clasificación anual 'World’s 50 Best Restaurants' de la revista británica Restaurant.



Los restaurantes AccorHotels, el arte culinario italiano a tu disposición

Presentes en todo el territorio transalpino, los restaurantes AccorHotelsreflejan este excepcional arte gastronómico, mezclando tradición e innovación en lugares de exquisita belleza.

En el Mercure Palermo de Palermo, el bar y restaurante Exè sirve deliciosos 'brunch' en versión siciliana en un marco incomparable creado por Giorgio Pes, el escenógrafo de la película "El gatopardo" rodada en 1963 por Luciano Visconti.
En Cerdeña, el Tanit ofrece más que un plato de pescado frente al mar: en un entorno refinado y acogedor, ofrece una vista impresionante sobre el fiordo de Poltu Quatu y reinventa el pescado, que puede disfrutarse crudo, al vapor, salado o al horno.

Los enamorados de Venecia encontrarán su refugio ideal en el Hôtel Papadopoli. Su estilo elegante, su acogedor jardín de invierno y el canal Tolentini al lado ofrecen un marco único para una cena a la luz de las velas en el más puro estilo de la tradición culinaria veneciana. Los más creativos podrán disfrutar de la cocina italiana en Roma creando sus platos a medida con la gran variedad de pasta, pescado a la parrilla, carnes y salsas que pone a su disposición el Ibis kitchen Oopen.

Estos son algunos restaurantes italianos de nuestra selección

Nuestros restaurantes asociados

Nuestros artículos relacionados