Tendencias
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace
Summer dishes for lunch on a terrace Summer dishes for lunch on a terrace

Platos veraniegos para saborear en una terraza

El verano y sus sabores impregnados por el sol inundan las terrazas y prometen memorables y exóticas experiencias gastronómicas bajo la consigna del frescor…

¡Recetas estivales fáciles de preparar!
Para un desayuno ligero en una terraza, invita a tu mesa a los tres ingredientes insignia del verano: tomates, lechuga crujiente y pescado marinado, dando así a tu almuerzo un decidido sabor a vacaciones. Desde la ensalada César al ceviche, pasando por el gazpacho, ¡descubre cinco recetas de platos para degustar al aire libre!
La ensalada César, el plato que nunca pasa de moda

La particularidad de esta ensalada tonificante y ligera reside en su salsa. Mezcla sutilmente una pizca de ajo, dos filetes de anchoa y algunas alcaparras con una nata suave y un toque de vinagre,  y déjalo reposar. Escoge unas buenas hojas de lechuga bien frescas y crujientes y extiende sobre ellas de forma armónica unas lonchas de pechuga de pollo pasadas por una sartén con un poco de manteca. Esparce unos croûtons tostados y virutas de parmesano. Finalmente, sazónala a tu gusto.

Truco : Para un desayuno en  una terraza vegetariana, ¡sustituye el pollo por tofú!

La clásica ensalada de tomate con mozzarella

La simplicidad es a veces una garantía de calidad de los mejores sabores para un almuerzo en una terraza… El éxito de una buena ensalada de tomate y mozzarella reside en la selección de unos productos de calidad. Frutas de temporada impregnadas por los rayos de sol, una sabrosa mozzarella, albahaca fresca y aceite de oliva premium, ¡es todo lo que necesitas! Trocea los tomates y el queso en rodajas finas, echa sal, pimienta, esparce hojas enteras de albahaca y aderézala con apenas un chorrito de aceite de oliva. ¡La felicidad también es esto!

Truco : para una presentación original, corta el tomate en rodajas sin que éstas se lleguen a desprender e intercala entre ellas la mozzarella y la albahaca.

Un buen gazpacho andaluz para hacer bajar la temperatura

Cae la noche y el calor es todavía intenso, así que decides cenar en la terraza para refrescarte un poco… El gazpacho es EL plato ideal para estos momentos de canícula. Pela unos buenos tomates y medio pepino y quítales las pepitas, añade una rodaja de pimiento y un diente de ajo, y tritúralo todo un poco. Añade dos rebanadas de pan y vuelve a triturarlo todo mientras añades un generoso chorro de aceite de oliva. Déjalo reposar una hora al fresco y saboréalo bien…

Truco: mejora tu gazpacho añadiendo algunos ingredientes extra a la hora de servirlo. Dados de hortalizas, croûtons, jamón serrano… ¡sácale provecho a lo que tengas en la nevera!

El ceviche, un soplo de aire fresco desde Perú

Este gran clásico de la cocina sudamericana se saborea con pasión, cómodamente instalado en una bonita terraza a la sombra… Mientras el pescado crudo cortado a dados -un filete de pescadilla por persona- y algunas gambas se marinan al fresco en el zumo de lima, corta en rodajas unos pocos tomates cherry, un tallo de cebolla de verdeo, un trozo de cebolla roja y medio pimiento. Mézclalo todo y añade cilantro picado y pimienta. Sirve con boniato hervido y granos de maíz tostados.

Truco: recupera el adobo y mézclalo con caldo de pescado y leche condensada no azucarada. Aderézalo con cilantro y pimienta y sírvelo helado en una copa de cóctel. ¡Esta «leche de tigre» es una bebida muy apreciada en Perú para las mañanas de resaca!

Fácil e inteligente, el helado de frutos del bosque sin heladora

Este gran clásico de la cocina sudamericana se saborea con pasión, cómodamente instalado en una bonita terraza a la sombra… Mientras el pescado crudo cortado a dados -un filete de pescadilla por persona- y algunas gambas se marinan al fresco en el zumo de lima, corta en rodajas unos pocos tomates cherry, un tallo de cebolla de verdeo, un trozo de cebolla roja y medio pimiento. Mézclalo todo y añade cilantro picado y pimienta. Sirve con boniato hervido y granos de maíz tostados.

Truco: recupera el adobo y mézclalo con caldo de pescado y leche condensada no azucarada. Aderézalo con cilantro y pimienta y sírvelo helado en una copa de cóctel. ¡Esta «leche de tigre» es una bebida muy apreciada en Perú para las mañanas de resaca!

Nuestros restaurantes asociados

Nuestros artículos relacionados