Cuando el desayuno deja paso a la comida
Dosier

Cuando el desayuno deja paso a la comida

No hay nada como un buen brunch para adaptarse poco a poco a un nuevo entorno.
Esta costumbre exportada por los anglosajones a todo el mundo atrae a los menos madrugadores e incluso ha inspirado su propia categoría culinaria. Con platos dulces o salados (a menudo ambos), lo más típico suele ser el béicon con huevos, queso, muesli, frita o bollos, entre otras cosas. 
¿Por qué no rompe con las normas gastronómicas y deleita su paladar con una aventura?